X Congreso SEGPA “La enfermedad del terapeuta: hacia una teoría de la contratransferencia”

X Congreso SEGPA

"La enfermedad del terapeuta: hacia una teoría de la contratransferencia"

Málaga, 2006

Programa

VIERNES 28 DE ABRIL 2006 
MAÑANA
9,30: Entrega de documentación.
10,00 a 11,30: Apertura de las Jornadas por Salvador Alemán y Javier Romero Conferencia de Sophie de Mijolla Mellor*: “El placer de pensar en sesión”. Presenta Yolanda Redondo.
11,30 a 12,00: Pausa-café
12,00 a 14,00: Ponencia: La contratransferencia como dispositivo analítico. Coordinada por Ana Isabel Campo
TARDE
16,00 a 17,30: Conferencia de Nicolás Caparrós
17,30 a 18,00: Pausa-café
18,00 a 20,00: Espacio coordinado por Isabel Sanfeliu sobre “Contratransferencias en grupo”
20,00: Asamblea general de SEGPA

SÁBADO 29 DE ABRIL 2006 
MAÑANA
10,00 a 11,30: Conferencia de Michelle Moreau-Ricaud**: “La contratransferencia del psicoanalista,  ¿”enfermedad transitoria?”. Presenta Atxen Garmendia
11,30 a 12,00: Pausa-café
12,00 a 14,00: Ponencia coordinada por Tina Ibáñez: Contratransferencia y transgresión.
TARDE
16,00 a 17,30: Mesa redonda en torno a “La enfermedad del terapeuta grupal”. Coordinada por Juan Piñero.
17,30 a 18,00: Pausa-café
18,00 a 20,00: Grupos operativos simultáneos de los que se realizará luego una puesta en común a través de sus portavoces. Coloquio final. Despedida por Salvador Alemán.

* S. de Mijolla Mellor es psicoanalista. Miembro titular del Quatrième groupe (París). Directora de la École doctorale Recherches en Psychanalyse. Profesora de psicopatología y psicoanálisis en la Universidad París VII-Denis Diderot. Numerosas obras publicadas.
** M. Moreau Ricaud es doctora en psicología, psicoanalista. Miembro titular del Quatrième groupe (París), maître de conférences de universidad. Miembro de la directiva de la Asociación internacional de Historia del Psicoanálisis. Delegada de la Sociedad médica Balint en la Federación internacional Balint. Numerosas obras publicadas.

Organización

Comité Organizador
Presidente: Javier Romero Cuesta
Secretario: Juan Piñero León
Tesorero: Juan Antonio Fernández Gil Vocales: Manuel Martínez García de Castro, Minervina Montero Quevedo, Matilde Martínez Lao, Celia García Díaz, Ana España y Adela Moyano

Comité Científico
Presidente: Nicolás Caparrós Sánchez
Vocales: Salvador Alemán Méndez, Javier Romero Cuesta, Isabel Sanfeliu Santaolalla, Juan Manuel Jiménez García, Vicente Brox Campos, Lidia Calleja Rodríguez, Yolanda Embid Nogueras, Esperanza González Fraile, Bernardo Sánchez Fernández

Memoria

En esta ocasión, las Jornadas se iniciaron con un taller. Berta Roth mostró su forma de entender cómo queda inscrito el psiquismo en el soporte que la biología ofrece, interpretando desde este esquema las disarmonías, iteraciones o bloqueos de movimiento como puntos que denuncian un conflicto.
Ya el viernes, la conferencia de Nicolás Caparrós interpretó variaciones en torno a la contratransferencia. El concepto se mece en manos de Freud y Ferenczi -cómo no-, de Racker -su gran teórico-, de los que denomina “analistas de la identificación proyectiva” a partir de Bion, de Winnicott como representante de la contratransferencia materna… También aborda brevemente la peculiar concepción del concepto en Lacan, para luego mostrar su propia versión desde la metapsicología. “La realidad psíquica no puede ser reducida a la acción mutua de dos partícipes, sino a la elaboración producida por dos subjetividades”. En la misma línea avisa del riesgo de otro reduccionismo: “La teoría psicoanalítica del objeto solo se entiende contraponiéndola a la correspondiente teoría del sujeto, y esta debe dar cuenta de la génesis del mismo y de los vínculos que contribuyen a formarlo”. Recogemos por último de su exposición, los aspectos positivos y negativos que advierte en la neurosis de transferencia.
Tras el café, Anabel Campo presentó a los componentes de la ponencia que coordinaba:     Manolo Martínez nos acerca a L. Chiozza y su énfasis en el poder curativo de la contratransferencia.
Sin alejarnos de Andalucía, Minervina Montero recuerda una serie de responsabilidades que nos conciernen y presenta a un grupo de PIR y MIR a los que ha supervisado que refrescan la memoria con sensaciones que todos experimentamos en los inicios: “se fue agradecido y todavía no se por qué”, “socorro, todos los adjuntos están desayunando”...
Luego desde Canarias, Carmen Sosa y Lourdes López se asoman “detrás del diván”, dicen ellas. Vuelven las “presumidas” neuronas en espejo, ahora junto a las canónicas, para mostrar la base de los procesos de empatía e identificación proyectiva.
El almuerzo facilita encuentros y da consistencia a la improvisada ponencia que sustituirá a Sophie de Mijolla (un problema de último momento la impidió estar con nosotros –su conferencia figura en el texto de las Jornadas-). Así, Matilde Martínez, Carmen Acedo y Jesús Varona, entre porras Antequeranas y el entusiasmo de los comensales, idean el título: “¿Ferenczi en Los Monegros?”.
Lo grupal se anuncia con revuelo. El espacio se reorganiza, cae una mesa y el desasosiego del mesonero irrumpe acelerando, sin conciencia de ello, el sentimiento de pertenencia del pequeño grupo que componíamos Salvador e Iván Alemán, Tina Ibáñez, Tomás Díaz, Juan Manuel Jiménez, Eduardo Paolini y yo misma. Formamos un círculo en torno al que se distribuyen los demás. Tomás y Juan comparten el temblor de piernas en su labor de formación en grupo, Salvador e Iván nos cuentan emergentes desencadenados por la composición de su equipo (padre-hijo) en un grupo terapéutico marcado por la seducción y los aspectos edípicos. Eduardo nos brinda un a modo de poema-confesión su palabra como aliento del alma y Tina relata una experiencia de su unidad de psicóticos.
Llega el momento de entrelazar intervenciones e incorporar a Jesús y Lorenzo que tuvieron que asumir en el espacio anterior una dosis de frustración, bien familiar al analista, por imperativos temporales. La desposeída gitana que desconcertó a Jesús, recibe cuidados de la sala.
La noche nos pasea por el Arco de los Gigantes, antaño callejuela retorcida que ofrecía cobijo a amantes y bandidos. La Alcazaba y más de treinta iglesias custodian al Efebo romano y Michelle Moreau Ricaud busca sin hallar huellas visigodas.
El sábado se inicia con una “posible neurosis pasajera del analista”. Michelle Moreau-Ricaud cuenta con la contratransferencia del auditorio a su favor y recuerda palabras de Ferenczi: “El mejor analista es un paciente curado”.
Tina Ibáñez nos convoca para la ponencia transgresora y Lydia Calleja cuenta un cuento haciendo honor a su apellido y brinda ternura al pobre emperador. La imagen y el color se abren paso en mi presentación sobre autorretratos…
Un giro “porteño” a Canarias con Juan Canale. La violencia de un grupo adolescente da al traste con elaborados encuadres que ceden el testigo a la intuición contratransferencial.
Tres caminos para llegar a sentirse analista, tres maneras de vivir la contratransferencia; nos lo cuentan Carmen, Lourdes y Nayra (en la voz de sus compañeras).
Salvador Alemán y Juan Piñero coordinan la tarde que cierra con grupos operativos una experiencia a seguir elaborando.